Venezolanos en España: radiografía de la diáspora

noviembre 19 2015

Han cambiado el Ávila por el Teide, Collserola o Guadarrama; el Caribe uterino por el gélido Atlántico; la carabela de Cristóbal Colón del parque del Este por los barquitos del Retiro… Cerca de 200.000 venezolanos residen en la actualidad en España, reflejo de un espectacular proceso migratorio concentrado en los últimos 15 años.
De este fenómeno, acentuado desde el año 2009 y que hoy alcanza la cifra mundial de más de 1 millón 600 mil personas, da cuenta el libro “La voz de la diáspora venezolana”, coordinado por el sociólogo Tomás Páez, profesor de la Universidad Central de Venezuela, experto en estrategia empresarial, emprendimiento, planificación, innovación y productividad. Páez se encuentra de gira por París y Estados Unidos (Washington, Nueva York, Florida y Boston) presentando este estudio. En Madrid está por concretarse una fecha de diciembre o enero en la Casa de América.

Tomás Páez en París. Foto: Andreína Mujica
Tomás Páez en París. Foto: Andreína Mujica

La investigación recoge la información de más de 900 cuestionarios respondidos por venezolanos en 41 países, así como entrevistas virtuales a través de Internet, presenciales y por escrito, historias de vida, focus groups y talleres de trabajo.
Es, pues, la primera obra de alcance global y metodológicamente estructurada que intenta cuantificar y describir la magnitud del fenómeno de la inmigración venezolana de este siglo XXI, al tiempo que delinea el perfil de ese inmigrante que ha hecho añicos uno de los tópicos con los que se definía a Venezuela: país receptor que no emisor de flujos de personas.
El motivo de este cambio radical lo explica el propio Páez: “Los venezolanos se van del país por dos razones fundamentales: la inseguridad personal y jurídica, y el vertiginoso deterioro de la situación económica y social de Venezuela”. Este panorama, además, no se soluciona al despegar el avión, según opina Páez: “Allá donde llegamos seguimos arrastrando estos mismos problemas, por ejemplo en la dificultad de hacerse o renovar un pasaporte; en la imposibilidad de los estudiantes de adquirir la moneda que el Gobierno prometió venderles; o en las pensiones que se retrasan durante meses para los jubilados”.
En pocas pinceladas, ¿cómo es el venezolano que ha emigrado a España?
Comparte las mismas características de los que se han ido a otros lugares, como Miami, Panamá, Colombia… En su mayoría, son profesionales, una importante porción de ellos altamente cualificados, y emprendedores. Un aspecto diferencial, común con otros países como Italia y Portugal, podría ser el hecho de que muchos de ellos tienen doble nacionalidad y ese posible vínculo familiar o la presencia de referentes aquí puede hacer el proceso un poco más fácil.


¿Qué es lo que más extrañan los venezolanos estando fuera?

En este orden, la principal añoranza de los venezolanos son la familia, los amigos y el clima (que en España es más benigno). La fiesta, la parrilla, la echadera de broma, los códigos culturales… estas son cosas muy importantes para nosotros.

Foto: Gabriel S. Delgado. https://www.flickr.com/photos/21400340@N05/2858874634/
Foto: Gabriel S. Delgado. https://www.flickr.com/photos/21400340@N05/2858874634/


¿Cuál es la principal problemática a la que se enfrentan en España?

La dureza de la inmigración tiene que ver con las razones por las que te vienes y, por otro lado, con cómo has encarado la situación en el país de acogida. En este sentido, los venezolanos que se han ido a Europa o a Estados Unidos, en general, expresan sentirse bien o muy bien en el país de acogida. Valoran aspectos como la seguridad, la paz, la tranquilidad, ver crecer bien a sus hijos y conseguir el mínimo indispensable para poder vivir. Incluso aunque en España estés ganando poco, sabes que en Venezuela la situación es peor porque allá ahora es imposible conseguir ni lo mínimo ni lo máximo.


¿Dónde cree usted que está el mayor foco de tensión con la sociedad española?

Algunas personas que trabajan el tema de la inmigración en España me han comentado (haciendo una generalización) que la venezolana es una inmigración que se invisibiliza y que rápidamente se incorpora. Cuando le preguntamos a los entrevistados cuán integrados se sentían política, social o culturalmente, una cifra próxima al 80% manifestó sentirse bien o muy bien. Así que deduzco que no existen mayores conflictos o roces.

 

https://www.flickr.com/photos/66474562@N00/14330321/
https://www.flickr.com/photos/66474562@N00/14330321/

¿Cuál cree que, a largo plazo, sea la principal aportación del venezolano a España?
No hay que hablar de largo plazo. La aportación ya puede verse. Madrid, por ejemplo, cuenta con numerosos restaurantes venezolanos. Además, de ingenieros, psicólogos, periodistas, etc. En España los venezolanos están creando riqueza y empleo. Nuestro estudio estima que el 20% de los inmigrantes venezolanos en el mundo son emprendedores. Aproximadamente, un 65% trabaja en grandes, medianas y pequeña empresas; y un 15% son estudiantes. Esto nos hace concluir que el venezolano está bien integrado, social, cultural y laboralmente. Que el venezolano aprende a vivir como inmigrante, pone en marcha todos los mecanismos posibles para estar satisfecho, y se sabe mover muy bien. De hecho, cuando preguntamos si pensaban regresar a Venezuela, el 80% contestó que no, porcentaje que sube hasta el 90% cuando consultamos si tenían pensado regresar a corto plazo.

[Crédito de la foto destacada: Carlos Díaz. https://www.flickr.com/photos/carlosdiazme/14497944911/in/photostream/]

One comment

  1. […] cuando el venezolano emigra, y se calcula que hay más de un millón y medio de ellos fuera de su país, la madre (o la abuelita) pueden no estar cerca, abriéndose un boquete en la tradición navideña, […]

    Responder

Write a Reply or Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.