Así fue el 2015 en clave inmigrante

Se acabó lo que se daba. El 2015 se nos va y lo despedimos satisfechos porque ha sido un año en el que en Tamarindo Express hemos trabajado con mucho tesón para cumplir con nuestra máxima de “acortar distancias” entre tú y los tuyos.

En este pequeño repaso que hacemos antes de desearte un feliz 2016, nos complace recordar que te hemos facilitado la gestión de nuestros servicios con el lanzamiento de la APP de Tamarindo Express. Es cómoda, sencilla de usar, y en ella encontrarás información, descuentos y e interesantes promociones. Desde aquí queremos darte las gracias por descargártela.

También hemos inaugurado este espacio, Te lo digo, un blog que nace con la voluntad de mantenerte al día de las novedades en los temas que más te importan (trámites, papeles, nacionalidad), pero también tiene la intención de acompañarte en tu vida en España, haciéndotela más fácil y grata con artículos de calidad sobre este país y las vivencias que en él nos deparan.

Nuevo procediiento nacionalidad Te lo digo Tamarindo Express
Fuente: https://www.flickr.com/photos/80284579@N00/4786574847/

Una de las noticias más importantes de este año, sin duda, ha sido la modificación del procedimiento de adquisición de la nacionalidad española. De momento, estamos a la espera de comprobar qué resultados arroja a mediano plazo, pero la implantación de los cambios y el retraso en la publicación del Reglamento, dejaron mucho que desear. A las críticas de tener que pagar una tasa de 100 euros sólo por iniciar el proceso, se ha sumado el hecho de que la información oficial fue confusa, prestándose a interpretaciones erróneas que desde Te lo digo te aclaramos.

Otro de los problemas que te contamos fue la falta de fechas libres para la presentación del examen de conocimiento de la Constitución y realidad social y cultural española, obligatorio para la obtención de la nacionalidad y que cuesta 85 euros. Esperamos que en 2016 se sumen más centros autorizados para que en ciudades con gran número de candidatos, como Barcelona, Murcia, Valencia o Madrid, se acorte sustancialmente el plazo de demora.

2015 trajo una gran noticia para los colombianos: a partir del 3 de diciembre no necesitan visado para acceder a 26 de los 28 países miembros de la Unión Europea como turistas, siempre que tengan el pasaporte de lectura mecánica o electrónico obligatorio desde finales de noviembre. Además de celebrar contigo, también te advertimos de que esta exención no significa una política de puertas abiertas. Para entrar a España hay que cumplir una serie de requisitos para evitar el trauma de ser devueltos en el control migratorio.

http://www.magiasalvaje.org/
http://www.magiasalvaje.org/

La cultura y la sociedad latinoamericanas también dejaron su huella en este año que despedimos, en forma de películas o libros, y para la familia de Tamarindo Express fue motivo de alegría la apertura de nuestra nueva sede en Valencia (calle del Profesor Beltrán Báguena, 4, piso 1, oficina 102). Esta oficina, que tanto nos estabas pidiendo, se suma a las de Madrid, Barcelona y Bogotá para seguir atendiéndote como te mereces.

En el plano político, asistimos a una celebración de elecciones en España que nos deja la primera diputada de raza negra, Rita Bosaho (de Compromís-Podemos), pero numerosas incógnitas. La formalización del Gobierno no está nada clara y todo parece indicar que asistiremos a un período de complejas negociaciones. Deseamos que el nuevo presidente del país devuelva a la agenda de prioridades los temas que tanto nos importan, como la creación de empleo, la protección social, la sanidad universal y las dificultades en la obtención de la residencia y la nacionalidad españolas. Por supuesto, en Te lo digo te lo iremos contando.

¡Adiós, 2015! ¡Y bienvenido, 2016!

¡Feliz año nuevo para todos!

[Crédito de la foto destacada: https://www.flickr.com/photos/79507352@N05/23655486070/]

El Gordo, la patera y la Navidad

Sabemos que te gustan las historias felices y la de Gagne es una de ellas. Este joven senegalés fue uno de los agraciados, ayer 22 de diciembre, con el Gordo de la Lotería de Navidad de 2015. Llegó a España en patera en 2007, desde Senegal, con su mujer. Se hizo un experto en supervivencia, arañando euros en trabajos precarios, doblando su espalda en las durísimas labores del campo. Llevaba un décimo: 400.000 euros son ahora suyos.

Hace pocos días, Antonio, su jefe, le había despedido: “me dijo que me buscara la vida”, declaró ayer a los medios de comunicación. Buscando esa vida, Gagne atravesó el océano hace ocho años, y hoy es la vida la que sale a su encuentro, plena de oportunidades. El protagonista de este cuento de Navidad que nos hace creer en la justicia, también fue justo con quienes le ayudaron en el momento más crítico: “éramos 65 personas a bordo de la patera y hoy quiero dar las gracias al gobierno y a los españoles porque ellos nos salvaron cuando estábamos dentro del mar”, recordó Gagne, reteniendo las lágrimas en sus ojos y en su garganta.

 

Foto: Efe (vía El Confidencial)
Foto: Efe (vía El Confidencial)

El número mágico de la lotería, el 79140, llevó un aluvión de millones a una zona de altísima población inmigrante: Roquetas de Mar. La localidad, donde conviven personas de más de 100 nacionalidades, es uno de los diez municipios del Poniente Almeriense. Esta zona es conocida como “el mar de plástico” por la numerosa cantidad de invernadores en los que se practica la agricultura intensiva. Las condiciones de trabajo son extremas y la remuneración, sumamente precaria. Las manos que recogen la fruta, las verduras y las hortalizas que llegan a las mesas y los estómagos de España y media Europa son, mayoritariamente, negras o mestizas. Subsaharianos, como Gagne, marroquíes o latinoamericanos son legión en esa parte de Andalucía.

Todo hace prever que no solo Gagne y su mujer se ganaron la lotería. Queremos confiar, como así parece, que fue un premio muy repartido entre muchos de los inmigrantes de Roquetas de Mar que, hayan o no venido en patera, comparten la misma historia: la de la búsqueda incansable de una vida mejor para ellos y sus familias.

Si hay un objetivo que mueve a Tamarindo Express es ayudarte a llevar momentos de alegría a los tuyos. Por eso, queremos felicitarte la Navidad con este relato de la suerte que, contra todo pronóstico, algún día llega. Solo unos pocos, como Gagne, la recibirán en forma de cientos de miles de euros, pero a todos los demás ya nos ha tocado, de alguna manera. La más indiscutible de todas es seguir vivos, leyendo estas líneas.

Recibe de parte del equipo de Tamarindo Express nuestro más sincero deseo de ¡Feliz Navidad!

 

 

La mejor hallaca (ya no) la hace mi mamá

Exagerando apenas un poco, todos los venezolanos pronunciarán siempre, indefectiblemente, a lo largo de su vida, la siguiente frase: “la mejor hallaca la hace mi mamá”.

“Digan lo que digan, no discuto más…”, zanjaba la canción de Serenata Guayanesa que popularizó en los ochenta la potente voz de Raquel Castaños, “… la mejor hallaca la hace mi mamá”.

Pero cuando el venezolano emigra, y se calcula que hay más de un millón y medio de ellos fuera de su país, la madre (o la abuelita) pueden no estar cerca, abriéndose un boquete en la tradición navideña, inconcebible sin la minuciosa elaboración de las hallacas y su degustación posterior.

Así que los grupos de Whatsapp de paisanos venezolanos en España echan humo, consultándose dónde encontrar algunos  ingredientes (hojas de plátano para envolver la preparación o ají dulce, un tipo de pimiento que le da un sabor característico al guiso), o qué tipo de corte de carne pedir en el mercado para que la hallaca quede sustanciosa, para que quede lo más parecida posible a la de las mamás.

https://www.flickr.com/photos/76585510@N00/4079136801/
https://www.flickr.com/photos/76585510@N00/4079136801/

Pero llega un día en que el alumno supera a la maestra. Un día, puede ser a la tercera Navidad o a la quinta, en que las hallacas de las hijas y de los hijos están demasiado sabrosas. Después de dos días de trabajo (porque primero se hace el guiso de carnes, se deja reposar al menos 12 horas, y luego se procede a limpiar las hojas, hacer la masa y armar las hallacas), el venezolano emigrado se sienta, pongamos que un domingo por la noche, a comerse la primera hallaca de su cosecha. Va a testar mucho más que un plato. Va a poner a prueba su autoestima patria en forma de sazón.

Y esa hallaca, elaborada con carne gallega o de Ávila, con cerdo de Extremadura, con vino de Rioja, con papelón (panela) colombiano, con aceite de oliva extra virgen onotado (con achiote peruano) y con hojas de plátano ecuatorianas o de Costa Rica, es un triunfo agridulce. Combina la felicidad de haberlo conseguido, con la nostalgia de “jubilar” a la maestra más querida y respetada.

Cuando hablen por teléfono con su mamá y esta les pregunte “qué tal te quedaron las hallacas”, la boca se les pondrá chiquita y mentirán piadosamente: “muy ricas, mami, pero nada que ver con las tuyas”. E intuirán la sonrisa benévola de la “viejita”, al otro lado de la línea, satisfecha de que su “mija” o su “mijo” la mantengan en lo alto del pedestal.

Sin embargo, no conviene olvidar que la receta, muchas veces, es una herencia. La propia madre se la ha dictado en una llamada o se la ha mandado por correo electrónico, repleta de cantidades enigmáticas para un neófito de la hallaca: “al ojo”, “un puñadito”, “un chorrito”, “tú le vas poniendo hasta que veas que agarra sabor…”.

CÓMO DEBE SER UNA HALLACA PARA GANAR UN CONCURSO

Yonner Pérez, Meglan Figueroa, Eugenia Adam y otros miembros del jurado del concurso La Mejor Hallaca
Yonner Pérez, Meglan Figueroa, Eugenia Adam y otros miembros del jurado del concurso La Mejor Hallaca

A la venezolana (de Río Caribe) Meglan Figueroa hace nueve años que su mamá le contó por teléfono cómo debía elaborar las hallacas. Nunca las había preparado. Ella y su marido se pusieron manos a las obra y les quedaron tan buenas que desde entonces las venden en Navidad.

El sábado 12 de diciembre, Meglan se alzó con el segundo lugar en el concurso La Mejor Hallaca, certamen que arriba a su sexta edición organizado por la incombustible Eugenia Adam. El primero y el tercer lugar, respectivamente, fueron para la maracayera Marisol Barrios (ganadora por tercera vez) y para Yonner Pérez, caraqueño de la parroquia de Altagracia.

Las hallacas de este trío de insignes hallaqueros reunían todas las características que uno de los miembros del jurado, David Torres, psicólogo y ganador del concurso en 2010 y 2012, recomienda:

UNA BONITA PRESENTACIÓN, que incluya un buen envoltorio (con fajita), un amarre 3 x 3, y que las hojas se vean brillantes.
UN AROMA QUE ENGANCHE, para que al abrir la hallaca ya anticipemos la delicia que está por venir.
CON UNA MASA QUE NO RESTE, sino que sume. De buen sabor, con el tono amarillo adecuado, flexible (lo que se consigue con un justo punto de grasa) y delgada.
CON UN GUISO JUGOSO, de sabor potente, con sus carnes cortadas a tamaño pequeño y lo suficientemente generoso para que llegue a las puntas de la hallaca, de modo que apenas se meta el tenedor ya encontremos el tesoro.

“Que sea de cochino, gallina o de res, si la hizo mamá, yo me como tres”, insiste la canción de Serenata Guayanesa. Porque esa es, si acaso, la única verdad irrebatible de esta entrada: sean mejores o no que las de tu madre, lo imposible es comerse solo una.

¡Feliz Navidad, maestras y alumnos venezolanos!

Tamarindo Express Valencia: una nueva oficina a tu servicio

Sabíamos que lo estabas deseando y ya es una realidad. Tamarindo Express ha inaugurado este diciembre una nueva sede en Valencia para cubrir las necesidades de los miles de inmigrantes latinoamericanos asentados en esta zona.

La oficina ofrece los servicios que son marca de la casa: correo urgente, paquetería, apostilla de la Haya, homologación de estudios, antecedentes penales, salidas del país, reagrupación familiar, giros al mejor cambio, legalizaciones, gestiones en el consulado de España en Bogotá y asesoría jurídica de calidad, entre otros.

http://

El local está emplazado en un lugar inmejorable: calle del Profesor Beltrán Báguena, 4, piso 1, oficina 102. Se encuentra justo detrás del Nuevo Centro, a pocos pasos de la estación Turia del metro, y a dos minutos de la estación de autobuses, adonde llegan 17 líneas de bus. Su horario es: de lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 19 horas; y los sábados de 11 a 14 horas (teléfonos: 96 009 98 00 y 634 634 693; correo: valencia@tamarindoexpress.com).

Peggy Salazar está al frente de la nueva oficina de Tamarindo Express
Peggy Salazar está al frente de la nueva oficina de Tamarindo Express

“Me parecía muy importante que fuera un lugar bien comunicado”, nos cuenta Peggy Salazar, quien está al frente de este proyecto. Nacida en Barranquilla (Colombia) pero criada en Maracaibo (Venezuela), Peggy es de hablar dulce pero ideas firmes. Su historia con Tamarindo Express es la de un amor a primera vista. Paseaba por la Gran Vía de Madrid con su marido y mano derecha en el negocio, el colombiano Jairo Balcacer, y vio un anuncio de Tamarindo Express. Justo necesitaban los servicios de un abogado y fue un magnífico comienzo que los recibiera precisamente una compatriota, la abogada Haibory Yanez. A partir de entonces se convirtieron en clientes fieles.

Cuando la pareja y sus cuatros hijos decidieron buscar una ciudad más amable para una familia grande como la suya, Valencia fue la opción elegida. Peggy tenía en mente la idea de montar un negocio. Desde 2006 habían estado fuera de Venezuela, de un país a otro, en continentes distintos, allá donde les llevara el empleo de Jairo, experto en petróleo. Anhelaba un espacio donde trabajar ayudando a los otros. Y entonces surgió la idea de convertirse en agente de Tamarindo Express en la Comunidad Valenciana.

Tamarindo_Express_Valencia“El primer día que abrimos, el 1 de diciembre, en la primera hora ya teníamos nuestro primer cliente: un venezolano que vino a enviar paquetería”, recuerda Peggy. “Ese cliente ya conocía los servicios de la empresa, pero ahora no tiene que preocuparse de mandarlo a Madrid o a Barcelona. Nosotros lo hacemos por él”.

Ciertamente, una de las principales ventajas de la oficina de Peggy y Jairo es que está avalada por la experiencia de 15 años de Tamarindo Express. De esta trayectoria y saber hacer van a beneficiarse las provincias de Valencia, Castellón, Alicante, así como Murcia y Andalucía. Otro valor seguro son las competitivas tarifas, la ventajosa tasa de cambio de dinero y la rapidez en los envíos: apenas 3 días para correo urgente y 8 días hábiles para paquetería.

La noticia de la inauguración de Tamarindo Express Valencia está corriendo como la espuma por todo Levante y el local situado a la vera del río Turia está cada día más lleno. “Sobre todo de venezolanos que quieren mandar regalos de Navidad para sus familiares en Venezuela y de colombianos que envían dinero al mejor cambio”, resume Peggy.

Para el día de Reyes se está preparando otra buena noticia. La oficina tiene pensado organizar un sorteo o aplicar algún descuento a sus clientes, como gesto de agradecimiento por la extraordinaria acogida. Peggy y Jairo nos aconsejan estar al tanto de esta y otras novedades de Tamarindo Express Valencia en su página de Facebook: Tamarindo Express Valencia.

[Crédito de la foto destacada: Steve Silverman. https://www.flickr.com/photos/pov_steve/8339453760/in/photostream/]

Verdades y mentiras de la entrada a España sin visa

A partir del 3 de diciembre de 2015, los colombianos no necesitan visado para acceder a 26 de los 28 países miembros de la Unión Europea, por un tiempo máximo de 90 días, continuos o no, dentro de un periodo de 180 días, siempre que tengan el pasaporte de lectura mecánica o electrónico obligatorio desde finales de noviembre.

El acuerdo, largamente acariciado, fue suscrito el miércoles 2 por el ministro luxemburgués de Asuntos Exteriores, Asilo e Inmigración, Jean Asselborn, en su calidad de presidente de turno del Consejo de la UE; el comisario europeo de Migración, Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos; y la canciller colombiana, María Ángela Holguín.

Según palabras del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, esta firma “es un paso importantísimo” para que sus compatriotas recuperen, en cierta forma, la “dignidad perdida” o “maltratada” por el engorroso proceso de tener que pedir visa cada vez que se disponían a viajar a Europa.

La Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, tras firmar el acuerdo de exención de visado, este 2 de diciembre. Foto: OP-Cancillería.
La Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, tras firmar el acuerdo de exención de visado, este 2 de diciembre. Foto: OP-Cancillería.

Pero, lamentablemente, no es oro todo lo que reluce. La ausencia de la exigencia de visado puede dar una falsa idea de que entrar al Viejo Continente es ahora pan comido. Pero lo cierto es que se cuentan por miles las historias de los viajeros –argentinos, venezolanos, paraguayos, uruguayos, brasileños, etc.– a quienes a priori no se les pide este trámite y que han sido devueltos a sus países de origen tras pasar varios horas o días en las salas de inadmitidos de los aeropuertos internacionales españoles.

Los requisitos para acceder a España ya te los hemos contado y también puedes comprobarlos en la página del Ministerio del Interior. Pero, sin ganas de aguarle la fiesta a los colombianos (y próximamente a los peruanos, que están muy cerca de firmar este mismo acuerdo con la Unión Europea), queremos aclararte algunos de los grandes mitos relacionados con la entrada a España sin la obligatorio visa de turista.

 

1. La entrada queda a merced del funcionario de inmigración del aeropuerto: VERDADERO
Los requisitos hay que cumplirlos, eso es indiscutible. Hay funcionarios que los piden todos, rigurosamente, y otros cuyo criterio (o humor) es más flexible. Algo tan costoso y emocionalmente tan importante como un viaje a Europa no debe dejarse a la suerte. Si tú o tus familiares vienen a España, por ejemplo, estas Navidades, es conveniente blindarse. Es mejor entrar por el aro y acatar la normativa, que pasar todo el vuelo con un nudo de preocupación en el estómago.

 Foto: Niklas Bildhauer. https://www.flickr.com/photos/14498569@N05/2756802635/

Foto: Niklas Bildhauer. https://www.flickr.com/photos/14498569@N05/2756802635/

2. Si el vuelo es a otro destino europeo y España es sólo una escala del viaje, no van a ser tan estrictos en comprobar los requisitos: FALSO
España es Europa y viceversa. Los gobiernos de todas las naciones implicadas se cubren entre ellos las espaldas. En 2010, por ejemplo, a un venezolano que viajaba frecuentemente a Italia a ver a su hermano se le ocurrió comprar un pasaje con escala en Madrid porque era más económico. Por primera vez iba con él su pequeña hija. Como no tenían la carta de invitación de su familiar emitida en Italia, los devolvieron.

3. Si tengo familiares aquí, incluso con nacionalidad española, la carta de invitación debería ser obligatoria: VERDADERO
En realidad, la carta de invitación es un documento imprescindible. Otra cosa es que el funcionario la solicite en el control migratorio. Se tiende a creer que si los familiares del viajero ya están nacionalizados, habrá mayor flexibilidad en el acceso. Sin embargo, los responsables del control de entrada pueden pensar que ese turista cuenta con una red de ayuda que le facilita quedarse ilegalmente en España. Así pues, no te fíes. ¿O te has olvidado de aquella abuela, Ada Ghiara, de 88 años a la que devolvieron en 2010 a pesar de tener hijos y nietos españoles?

4. Formalizo la reserva de hotel que piden, la imprimo y luego la cancelo: FALSO
“Cada vez que ha venido algún miembro de mi familia política, le hemos hecho la reserva online en un hostal del centro de Madrid, se la mandamos y luego la cancelamos. Nunca hemos tenido problemas”. Esta es la estrategia de N., una venezolana con más de una década en Madrid, y podemos decir que los cuñados de N. han tenido mucha suerte. Efectivamente, la reserva es solo para mostrarla a los funcionarios de inmigración pero, en caso de dudas razonables, estos pueden contactar con el hotel para confirmar los datos. Si te pillan en una mentira de esta naturaleza a punto de acceder a España, estás en un problema gordo.

5. La carta de invitación ha de presentarse en original: VERDADERO

Foto: Henrique Bente. https://www.flickr.com/photos/57022015@N00/2296632397/
Foto: Henrique Bente. https://www.flickr.com/photos/57022015@N00/2296632397/

En los requisitos relativos a este documento no se especifica que los viajeros deban presentarla en formato original. Pero, desde luego, es lo más conveniente. Conocemos la experiencia de varios turistas que han mostrado una copia y ésta se dio por válida en el control de inmigración. Sin embargo, es mejor hacerla llegar mediante algún compatriota o por los numerosos servicios de mensajería, entre ellos el de Tamarindo Express, que dejarlo al criterio del funcionario de turno. En realidad, por su elevado coste (desde 78 euros) y su elevada importancia, la carta de invitación es una de las condiciones que recomendamos cumplir a rajatabla.

6. Si en el pasaporte figuran entradas y salidas a España, no te piden nada: FALSO

Alégrate, porque (por ahora) te has librado. Que salgas y entres con frecuencia quiere decir que, de momento, no has tenido voluntad de instalarte en este país; pero no te exime de cumplir los requisitos obligatorios para cualquier turista. Con esta confianza había viajado siempre M., una señora de 76 años, venezolana, con nieta e hijo españoles. Hasta que este verano el funcionario le preguntó, con cara de pocos amigos, por la carta de invitación. La espontaneidad de su respuesta la salvó de pasar, quizá, a la sala de inadmitidos: “¿Pero cómo me va a dar mi hijo una carta para invitarme: ¡yo soy su madre y en su casa soy siempre bienvenida!”. Después de este pequeño susto, el año que viene M. está convencida de traer el billete de ida y vuelta, el seguro médico, el dinero suficiente… y la carta de invitación.

7. Debo contestar correctamente las preguntas de los funcionarios de inmigración: VERDADERO
No queremos asustarte. No vas a estar frente a un interrogatorio como el de las películas de policías. Pero, como le sucedió a R., uruguaya, de 43 años, que viajaba a la boda de su mejor amiga en Barcelona, el funcionario le recibió con un montón de preguntas: ¿a qué viene?, ¿dónde va a quedarse?, ¿por cuánto tiempo?, ¿cuánto dinero trae?, ¿quién le espera a la salida?, ¿qué quiere visitar?, ¿ha venido usted otras veces?… Se puso pálida y sintió sudores fríos, pero como contestó de forma fluida, sin titubeos, “con la verdad por delante”, pudo finalmente entrar. Aunque a veces lo olvidemos, el control de fronteras tiene entre sus objetivos que la persona regrese a su país de origen una vez concluya el viaje de, como máximo, 90 días.

¿Nos cuentas tus experiencias con la entrada a España? Nos interesan mucho tus historias y, como siempre, te animamos a seguir nuestro blog Te lo digo y a consultar a nuestros abogados especializados en este y otros muchos trámites (info@tamarindoexpress.com).

[Crédito de la foto destacada: Dave Morrris. https://www.flickr.com/photos/12771303@N00/56094800/]