Con la finalización del curso escolar y la llegada del verano muchas personas o familias emprenden cambios fundamentales en su vida, como fijar la residencia en otro país. Es importante recordar que si tú o tus hijos han han adquirido la nacionalidad española, tanto por opción como por residencia, y se marchan a vivir fuera de España, podrían perderla.

perdida nacionalidad

Con la mudanza a otro país, surge la duda de la pérdida de la nacionalidad. Foto: Flickr

Aunque los artículos relacionados con la pérdida de nacionalidad del Código Civil se prestan a diferentes interpretaciones (como casi todas las leyes), la práctica de los últimos años indica que algo tan difícil de obtener –la nacionalidad española– sí puede perderse si la persona no declara ante el respectivo consulado, en un plazo de tres años, la voluntad expresa de mantenerla. No hay que olvidar que estamos hablando de ciudadanos que ostentan, en la mayoría de los casos, dos nacionalidades, una de ellas, la española.

En efecto, el artículo 24 del Código Civil, en su primer apartado, establece que: “Pierden la nacionalidad española los emancipados que, residiendo habitualmente en el extranjero, adquieran voluntariamente otra nacionalidad o utilicen exclusivamente la nacionalidad extranjera que tuvieran atribuida antes de la emancipación. La pérdida se producirá una vez que transcurran tres años, a contar, respectivamente, desde la adquisición de la nacionalidad extranjera o desde la emancipación. No obstante, los interesados podrán evitar la pérdida si dentro del plazo indicado declaran su voluntad de conservar la nacionalidad española al encargado del Registro Civil”.

¿Cual es el riesgo para los nacionalizados por residencia?

Ese mismo apartado del Código Civil aclara que si se trata de nacionalidades de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial o Portugal no es suficiente para producir la pérdida de la ciudadanía establecerse en otro país. Pero –y aquí está el origen del riesgo para quienes hayan adquirido la nacionalidad por residencia– se agrega la coletilla de que esta excepción se refiere a “nacionalidad española de origen”.

¿Cual es el riesgo para los nacionalizados por opción?

En el caso de quienes adquirieron la nacionalidad española por opción, nacieron fuera de España y residen en el extranjero, siendo hijos de padre o madre españoles, pero también nacidos fuera de España, el tercer apartado del referido artículo es mucho más explícito: “…cuando las leyes del país donde residan les atribuyan la nacionalidad del mismo, perderán, en todo caso, la nacionalidad española”.

perdida de nacionalidad por viaje

Consulado de España en Cartagena de Indias (Colombia). Foto: M. de Exteriores

¿Cual es la solución en ambos casos?

La buena noticia es que conservar la nacionalidad que tanto ha costado obtener no es nada difícil. Simplemente, si te vas de España porque regresas a tu país de origen o a un tercer país, recuerda inscribirte en el consulado más cercano como un español más que reside allí en el plazo de tres años, lo cual además es necesario para realizar trámites ante dicha delegación diplomática y para que te puedan contactar ante cualquier situación de emergencia. Y no olvides preguntar, antes de que transcurra ese tiempo, si es necesario que tú o tus hijos declaren expresamente la voluntad de seguir siendo españoles.

Recuerda, en cualquier caso, que en Tamarindo Express estamos siempre dispuestos a ayudarte con el trámite de nacionalidad y con todas las dudas relacionadas con él en nuestras oficinas de Madrid, Barcelona, Valencia y Bogotá. Tenemos abogados especializados en extranjería y muchos años de experiencia en asuntos legales. Y si te vas fuera de España, ¡felices vacaciones!

 

Madrid: 91 222 2575
Barcelona: 93 302 0319
Valencia: 96 0099800
Bogotá: +571 75391344

(Foto destacada: vía Pixabay)