La abogada ICAB (Il.lustre Col.legi D`Advocats de Barcelona) Victoria Suárez Lémus es una referencia en asesoría jurídica para inmigrantes en Cataluña. Desde hace casi 4 años es la abogada de Tamarindo Express Barcelona y desde este 2017 también presta sus servicios en la oficina que Tamarindo Express ha abierto en L’ Hospitalet de Llobregat. En esta entrevista, Victoria, con más de 10 años de experiencia en Derecho Civil y Derecho de Extranjería y miembro de ACPE (Asociación Catalana de Profesionales del Derecho de Extranjería), nos habla de los temas que hoy más preocupan a los latinoamericanos y, en especial, a los venezolanos: nacionalidad, asilo, arraigo, denegación de entrada, etc.

Victoria, los venezolanos encabezaron las solicitudes de asilo en España en 2016 y la tendencia se mantiene. ¿Consideras que es una opción factible para regularizarse?

Muchos venezolanos están viniendo sin asesorarse primero, por lo que los invitamos a que contacten con nosotros desde Venezuela, a través de internet, en nuestra página, y nos expliquen su situación, de manera que al venir traigan los documentos necesarios para que puedan regularizar su situación en España y puedan trabajar. Muchos llegan pidiendo asilo, señalando como motivo la situación actual de Venezuela, y acá se lo deniegan, pues las autoridades españolas analizan caso por caso de forma individual y solo por la crisis política, económica o de seguridad que se vive en Venezuela no se concede el asilo, es necesario demostrar que estaban siendo perseguidos o extorsionados en Venezuela y traer esta documentación que lo demuestre, como por ejemplo las denuncias ante las autoridades venezolanas.

Por otro lado, nos encontramos con numerosos venezolanos que acceden como turistas y deciden quedarse. ¿Qué posibilidades ciertas de regularización tendría este colectivo o cualquier otro en situación de ilegalidad sobrevenida?

Es imposible regularizarse a corto plazo si vienen de turista y se quedan. Muchos nos piden ayuda al encontrarse en un país donde no conocen a nadie y no tienen dinero. Aún así, los venezolanos están siendo un ejemplo de solidaridad entre ellos, pues se ayudan muchísimo, están todo el tiempo enviando lo que pueden a sus familias en Venezuela, a través de Tamarindo Express y desde acá están contribuyendo en lo que pueden. Insisto en que lo ideal es que nos contacten desde Venezuela antes de venirse, para poder traer la documentación necesaria o simplemente para informarse, pues muchos están siendo víctimas de las mafias y de gente sin escrúpulos.
Cuando una persona viene de turista y se queda, tiene que esperar mínimo tres años para solicitar un arraigo social, que consiste en demostrar que vive en España hace más de tres años y que alguna empresa le haga un contrato de trabajo, lo que no es fácil pues se exige que la empresa esté al día con Hacienda y con la Seguridad Social y que dicha empresa sea solvente. Lo que está pasando es que, ante la situación desesperada de la gente, las empresas venden este contrato y luego no les sirve pues la empresa no reúne los requisitos.
Otra opción es casarse con un ciudadano comunitario, lo cual es muy delicado. Si bien es cierto que de forma inmediata se adquiere la residencia, también nos encontramos con gente que paga para casarse y el problema es que para mantener su residencia es necesario estar casado un mínimo de tres años y muchos son extorsionados cada mes, recibiendo amenazas de divorcio si nos les dan más dinero.

¿Cómo está la situación actualmente en Cataluña con relación al proceso de nacionalidad? Nos llegan numerosos casos de denegaciones por “falta de integración” y es sabido el colapso que tienen los registros civiles de esta comunidad.

Victoria Suarez Lemus Tamarindo ExpressCon la nueva ley de nacionalidades que entró en vigor desde octubre de 2015, la gente puede presentar por vía electrónica su nacionalidad a través de un abogado o un gestor, o en un registro. Sin embargo, el problema es que nadie ha adquirido la nacionalidad con la nueva ley, según informó el director del Registro Civil en un congreso al que asistí a finales de año pasado. En dicho congreso este señor señalaba que estaban tramitando todo lo que estaba sin resolver de la ley anterior. No obstante, nos encontramos con estas denegaciones, la mayoría de las veces, por lo que señalan como “falta de integración”, cuando en realidad no han visto el expediente. Igual situación nos encontramos en 2012, cuando en una semana se denegaron 45.000 nacionalidades, todas por falta de integración, lo que generó muchas demandas.
La gente debe asesorarse, interponer un recurso de reposición o una demanda contenciosa, pues en numerosos casos no debían haber denegado la nacionalidad como, por ejemplo, cuando se tienen hijos españoles. Varias sentencias de la Audiencia Nacional han indicado que no puede denegarse la nacionalidad a los padres de españoles alegando que no están integrados.
Hace poco presentamos una demanda ante la Audiencia por una denegación por falta de integración, en la que alegaban que la persona no hablaba el idioma castellano y no estaba integrada, ¡y era un ciudadano de nacionalidad peruana, médico, con su título homologado, con hijos españoles y casado con española! Desde luego, era absurdo, pues el castellano es su lengua materna y había estudiado acá varias especializaciones. Este ejemplo pone de manifiesto que se deniega sin mirar el expediente, mirando nada más que los nombres, pues según nos informaron en el Congreso de Nacionalidad, muchos expedientes se perdieron al trasladarse a Madrid o están incompletos, y la solución más fácil es denegarlo
Ahora, con la nueva ley, esperamos que las nacionalidades se resuelvan de una forma expedita pues el expediente debe tener toda la documentación completa para presentarla y al hacerse los exámenes del DELE, para quienes no son latinoamericanos, y del CCSE, y pagar la tasa, no pueden denegarlo por falta de integración.
Actualmente, el Registro Civil está colapsado de venezolanos recuperando su nacionalidad española, pero para esto son necesarios documentos que se están tardando hasta seis meses para que se los entreguen en Venezuela y mientras tanto acá se nos vencen los plazos para los trámites.
Mi recomendación es que se asesoren previamente con nosotros para que al venir traigan los documentos y estén regularizados lo antes posible. Para poder trabajar tienen que hacer, tan pronto llegan, un arraigo familiar, para lo que se necesita el certificado de nacimiento y los antecedentes penales debidamente legalizados con la apostilla de la Haya y el certificado literal de nacimiento del progenitor español.

¿Cuál dirías que es la principal ayuda que puedes brindar, como abogada especializada en Extranjería de Tamarindo Express, a quien requiera tus servicios?

La ayuda principal es una buena asesoría, pues la gente no debe fiarse de personas que no saben y solo quieren estafarlos. Asesorar mal e indicar que se vengan sin la documentación correcta es un perjuicio muy grande para la gente, por esta razón, nos escriben tanto a través de la página web de Tamarindo Express. Nosotros les decimos cómo deben organizarse en este camino, que es muy difícil para los que tienen que dejar allá a sus familias y venirse a una aventura que muchas veces es dramática. No olvidemos que puede terminar con la expulsión del territorio o con una denegación de entrada, perdiendo el billete que con tanto esfuerzo han comprado, pues pueden ser devueltos por las autoridades españolas a Venezuela sin permitirles ni entrar.

Por último, Victoria, ¿cómo pueden contactarte quienes necesiten una abogada con tu dilatada experiencia en Extranjería?

Pueden pedir cita previa al correo vsuarez@icab.cat o bien llamando o escribiendo a las oficinas de Barcelona (barcelona@tamarindoexpress.com; 93 302 0319 ) y de L’ Hospitalet de Llobregat (hospitalet@tamarindoexpress.com; 93 141 58 57 y 659 114 553).