Los pensionados venezolanos residentes en España, cuyas pensiones no han sido abonadas desde diciembre de 2015, no ganan para sobresaltos. A la angustia por el impago sostenido de los importes que les corresponden, en virtud del convenio en materia de Seguridad Social suscrito entre España y Venezuela en mayo de 1988, se unen los bulos o falsas informaciones que asaltan las redes sociales y los chat de whatsapp, sumiéndoles todavía más en el desconcierto.

En septiembre se corrió el rumor de que para poder recibir a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) el pago de su pensión, los jubilados y pensionados en España debían tramitar el carnet de la patria. Esta información, a juicio de Yolanda Salvador, fundadora de PEJUVEVAL, Asociación de Pensionados y Jubilados de Venezuela en la Comunidad Valenciana, “no aporta nada nuevo”.

“Es una copia -añade Spensionados venezolanos españaalvador- de lo que siempre ha habido en la página del IVSS y se refiere a los requisitos que una persona tiene que cumplir para trasladar su pensión al exterior, en aquellos países con convenios bilaterales con Venezuela en materia de seguridad social”.

En resumen, “son los requisitos de toda la vida”, asegura Salvador, que desconoce el motivo por el cual han vuelto a ponerse de actualidad, causando “gran revuelo” en las redes sociales y “sembrando confusión y esperanza en muchos pensionados y jubilados”. A su juicio, la situación de los impagos sigue “exactamente igual”, sin que Venezuela responda a las rogatorias “reiteradas” del Instituto Nacional de la Seguridad Social de España.

En esta línea, Beatriz Corona, representante de la Asociación de Pensionados y Jubilados Venezolanos en la Comunidad de Madrid (ASOPEJUVECMA), reconoce que el bulo del carnet de la patria “causó muchísima alarma” en un colectivo “que está ávido de información”. Su recomendación para no ser víctimas de estas noticias infundadas es que se extreme el cuidado en “divulgar comentarios o informaciones” si la fuente de la que proceden no es cien por cien fiable. “Quienes participan en las asociaciones de pensionados y jubilados tienen garantías de que la información que se comparte está bien cotejada”, añade.

Y como nota positiva, Corona destaca los pasos en firme que están dando las entidades en defensa de los derechos de los pensionados y jubilados en España: “Además de la Asociación de Pensionados en Canarias, constituida con anterioridad, la mayoría de las asociaciones se constituyeron en 2016 y ya tenemos una Federación que agrupa a personas muy preparadas y solidarias. Entre todas estamos llevando este barco hacia la consecución de nuestro objetivo de cobrar las pensiones”.